Notice: Undefined index: category in /var/www/vhosts/conservascabezon.com/httpdocs/cache/smarty/compile/fd/42/1c/fd421ce962a2672d991f2bcb8eef9ee09759eed9.file.header.tpl.php on line 161

Notice: Trying to get property of non-object in /var/www/vhosts/conservascabezon.com/httpdocs/cache/smarty/compile/fd/42/1c/fd421ce962a2672d991f2bcb8eef9ee09759eed9.file.header.tpl.php on line 161

Notice: Trying to get property of non-object in /var/www/vhosts/conservascabezon.com/httpdocs/cache/smarty/compile/fd/42/1c/fd421ce962a2672d991f2bcb8eef9ee09759eed9.file.header.tpl.php on line 161

Empresa Conservas Cabezón

En el año 1918 los padres de Antonio Cabezón inician un proyecto familiar para el envasado de verduras en la Ribera del Ebro, al que este da continuidad.

Dicho proyecto estaba basado en un principio muy sencillo: envasar la calidad de los productos que ofrecía esa zona productiva de verduras. Siempre tuvo claro que él no tenía que alterar lo que la tierra daba sino conservarlo.

No cabe duda de que su vocación era la de generar una empresa, crear puestos de trabajo, aportar valor, generar beneficios, etc.,  pero entendió que nada de eso era posible sin el orgullo que sentía por los productos de su zona. Ese orgullo es el que marcaba una forma de hacer las cosas. Había que cuidar las verduras desde su plantación, había que seleccionar las mejores y no había que dañarlas en el proceso de envasado.  Ese orgullo también le llevó a poner especial atención en la seguridad alimentaria. Sus productos estaban envasados para el disfrute de sus clientes, no podían defraudar.

Esa cultura empresarial básica, sencilla, tradicional pero sumamente eficiente es heredada por la siguiente generación. Jesús Cabezón no altera esos principios que ha heredado. Los cambios que introduce en la empresa se limitan a dos. Por una parte mejora tecnológicamente los procesos para hacerlos más productivos y, por encima de todo, más seguros. Por otra parte, extiende su red comercial para hacer llegar sus conservas a nuevos mercados. Ésos nuevos mercados, cada vez más exigentes, son los que ayudan a la mejora continua y al desarrollo de nuevos productos. Así mismo, da los primeros pasos en la exportación en un momento en el que poca gente se arriesgaba. Nuevamente el orgullo que sentía la familia por lo bien hecho era el mejor aliado para desarrollar ese proyecto de principios del siglo XX.

La cuarta generación de Conservas Cabezón hereda una empresa familiar con una dimensión que trasciende a la propia familia. Es una empresa con la complejidad que requiere su continuo crecimiento aun en las circunstancias más desfavorables del entorno. Esta generación tiene las bases para hacer un proyecto de volumen, una empresa de gran tamaño, una empresa que llegue a todos los rincones del mercado. Pero, por tercera vez en su historia, la familia supedita esos sueños de grandeza al trabajo hecho con orgullo, al crecimiento con paso lento aunque firme,  a salvaguardar aquellos principios que su abuelo les trasmitió, a asentar lo que su padre creó.

Conservas Cabezón quiere hacer compatible un escenario tremendamente competitivo, unos mercados totalmente globalizados y unos niveles de calidad y seguridad alimentaria como nunca se han requerido con ese cuidado de  las materias primas desde el cultivo, con esa selección de las mejores partidas que llegan para ser procesadas, con ese mimo tecnológico en el proceso para no dañar el producto final.

Conservas Cabezón, S.L.U. cubre todas las necesidades del mercado con una amplia gama de formatos, con nuevos diseños e imagen, con una gama de productos donde encontrar soluciones a lo que nuestros consumidores puedan requerir y con una paulatina internacionalización en sus operaciones productivas y comerciales.

Tan solida es su creencia en aquellos principios básicos como su apuesta por la innovación.

 

Conservas Cabezon